CARICOM

Historia de la Comunidad del Caribe (CARICOM)

El establecimiento de la Comunidad del Caribe y Mercado Común del Caribe (CARICOM) fue el resultado de un esfuerzo de 15 años para cumplir con la esperanza de la integración regional que nació con la creación de la Federación de las Indias Occidentales Británicas en 1958. La Federación de las Indias Occidentales llegó a su fin en 1962, pero su fin, puede ser considerado como el verdadero comienzo de lo que hoy es la Comunidad del Caribe.

Con el fin de la Federación, los líderes políticos en el Caribe hizo esfuerzos más serios para fortalecer los lazos entre las islas y el continente mediante el establecimiento de la continuidad y el fortalecimiento de las áreas de cooperación que existían en la Federación. Además, Jamaica y Trinidad y Tobago, la independencia alcanzada en agosto de ese año y con él el poder de controlar sus propios asuntos internos y externos.

Al anunciar su intención de retirarse de la Federación, el Gobierno de Trinidad y Tobago propuso la creación de una Comunidad del Caribe, que consiste no sólo de los 10 miembros de la Federación, sino también de las tres Guyanas y todas las islas del Mar Caribe – independientes y no independientes.

Para hablar de este concepto, el Primer Ministro de Trinidad y Tobago convocó a los primeros jefes de la Conferencia de Gobierno en julio de 1963, ya la que asistieron los líderes de Barbados, Guayana Británica, Jamaica y Trinidad y Tobago. En esta conferencia, los líderes que participan de los cuatro (4) todos los países del Caribe, habló claramente de la necesidad de una estrecha cooperación con Europa, África y América Latina.

En julio de 1965, las conversaciones entre los Primeros Ministros de Barbados y la Guayana Británica y el Primer Ministro de Antigua sobre el posible establecimiento de un Área de Libre Comercio en el Caribe dio como resultado el anuncio de planes concretos para establecer un Área de Libre Comercio. En diciembre de ese año, los Jefes de Gobierno de Antigua y Barbuda, Barbados y Guayana Británica firmó un Acuerdo en Dickenson Bay, Antigua, para establecer el Libre Comercio del Caribe (CARIFTA).

El nuevo acuerdo CARIFTA entró en vigor el 1 de mayo de 1968, con la participación de Antigua y Barbuda, Barbados, Trinidad y Tobago y Guyana. La idea original para que todos los territorios de la Región a participar en la Asociación se logró ese mismo año con la entrada de Dominica, Granada, St. Kitts / Nevis / Anguila, Santa Lucía y San Vicente en julio y de Jamaica y Montserrat en el 01 de agosto 1968. Honduras Británica (Belice), se adhirió en mayo de 1971.

A los Jefes de la Séptima Conferencia de Gobierno en octubre de 1972, los líderes del Caribe decidieron transformar CARIFTA en un Mercado Común y establecer la Comunidad del Caribe de la cual el Mercado Común sería parte integrante.

A los Jefes de la Octava Conferencia de Gobierno de la CARIFTA celebrada en abril de 1973 en Georgetown, Guyana, la decisión de establecer la Comunidad del Caribe fue llevado a buen término con la consideración de los Jefes de Gobierno de los proyectos de instrumentos legales y con la firma por 11 miembros de CARIFTA (con la excepción de Antigua y Montserrat).

El Acuerdo prevé la firma del Tratado de la Comunidad del Caribe el 4 de julio y su entrada en vigor en agosto de 1973, entre los entonces cuatro países independientes: Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago.

El Acuerdo de Georgetown, también a condición de que los otros ocho territorios: Antigua, Honduras Británica, Dominica, Granada, Santa Lucía, Montserrat, St. Kitts / Nevis / Anguilla y San Vicente, que firmaron el Acuerdo de que se conviertan en miembros plenos de la Comunidad el 1 de mayo , 1974.

La Comunidad del Caribe y Mercado Común del Caribe (CARICOM) fue establecida por el Tratado de Chaguaramas, firmado por Barbados, Jamaica, Guyana y Trinidad y Tobago y entró en vigor el 1 de agosto de 1973. Posteriormente, los otros ocho territorios del Caribe, CARICOM conjunta. Las Bahamas se convirtió en el 13 º Estado miembro de la Comunidad el 4 de julio de 1983, pero no un miembro del Mercado Común.  En julio de 1991, las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Turcas y Caicos se convirtieron en miembros asociados de la CARICOM, seguido de Anguilla en julio de 1999. Las Islas Caimán se convirtió en el cuarto miembro asociado de la agrupación regional el 16 de mayo de 2002, y las Bermudas en el quinto miembro asociado, el 2 de julio de 2003.

Surinam se convirtió en el Estado miembro número 14 de la Comunidad del Caribe el 4 de julio de 1995.  Haití, seguro de miembro provisional el 4 de julio de 1998 y el 03 de julio de 2002 fue la primera de habla francesa del Caribe para convertirse en Estado miembro de pleno derecho de la CARICOM.

“El Libre Comercio del Caribe (CARIFTA) fue fundada por Antigua y Barbuda, Barbados, Guyana, y Trinidad y Tobago el 15 de diciembre de 1965, con la firma del Acuerdo de Dickenson Bay (el Acuerdo constitutivo de la Asociación de Libre Comercio del Caribe). A ellos se unieron el 1 de julio de 1968 por Dominica, Granada, St. Kitts-Nevis-Anguila, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, y el 1 de agosto de 1968 por Montserrat y Jamaica. En 1971, Belice (entonces Honduras Británica) se unió a la Asociación.
Estos países del Caribe se había convertido recientemente independiente, y CARIFTA tenía la intención de unir a sus economías y para darles una presencia conjunta en la escena internacional”.

En concreto, se creó CARIFTA para fomentar un desarrollo equilibrado de la región a través de:

• el aumento del comercio – compra y venta de más bienes entre los Estados miembros
• diversificar los intercambios comerciales – ampliación de la variedad de bienes y servicios disponibles para el comercio
• la liberalización del comercio – la eliminación de aranceles y cuotas sobre los bienes producidos y comercializados dentro de la zona
• garantizar la competencia leal – el establecimiento de reglas para todos los miembros a seguir para proteger a las empresas más pequeñas

Además de proporcionar el libre comercio, el Acuerdo tenía por objeto:

• asegurar que los beneficios del libre comercio se distribuyan de manera equitativa
• promover el desarrollo industrial en los países menos adelantados
• Promover el desarrollo de la industria del coco (a través de un Acuerdo sobre Aceites y Grasas), que fue significativa en muchos de los países menos adelantados
• racionalización de la producción agrícola, pero en el ínterin, facilitar la comercialización de determinados productos agrícolas de especial interés para los países menos adelantados (a través del Protocolo de Comercialización Agrícola), y
• proporcionar un período más largo para eliminar los derechos de aduana sobre determinados productos que eran más importantes para los ingresos de los países menos adelantados


En 1973, se convirtió en CARIFTA la Comunidad del Caribe (CARICOM)

El tratado original
El Tratado de Chaguaramas que estableció la Comunidad del Caribe incluyendo el Mercado Común del Caribe fue firmado por Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago el 4 de julio de 1973, en Chaguaramas, Trinidad y Tobago. Entró en vigor el 1 de agosto de 1973.

La Comunidad del Caribe y el Mercado Común del Caribe reemplazó a la Asociación Caribeña de Libre Comercio que dejó de existir el 1 de mayo de 1974.

El Tratado de Chaguaramas fue híbrido jurídico que consiste en la Comunidad del Caribe como una entidad jurídica independiente del Mercado Común, que tenía su propia personalidad jurídica discreta.

De hecho, la separación legal de estas dos instituciones se destacó por la elaboración de dos instrumentos jurídicos diferenciados: el Tratado constitutivo de la Comunidad del Caribe y el Acuerdo constitutivo del Mercado Común (que más tarde fue anejo al Tratado, y designado en el anexo del Mercado Común). Este arreglo institucional facilitado Estados que se adhieren a la Comunidad sin ser partes en el régimen de mercado común.

Además de las cuestiones económicas, el instrumento comunitario que se abordaron cuestiones de coordinación de la política exterior y de cooperación funcional. Los temas de la integración económica, en particular los relacionados con los acuerdos comerciales, se abordaron en el anexo del Mercado Común.

Debido a esta identidad jurídicamente separada del mercado común regional, era posible que las Bahamas para convertirse en un miembro de la Comunidad en 1983, sin entrar en el mercado común.

El Tratado revisado
En 1989, cuando los Jefes de Gobierno tomó la decisión de transformar el mercado común en un mercado único y la economía en que los factores se mueven libremente, como base para la producción competitiva a nivel internacional de bienes y prestación de servicios, se decidió también que para que la transformación lugar, el Tratado tendría que ser revisada.

En 1992, tras la adopción del informe de la Comisión de las Indias Occidentales, un Grupo de Trabajo Intergubernamental se estableció, para trabajar en la revisión del Tratado.

Entre 1993 y 2000, el Grupo de Trabajo Intergubernamental (IGTF), que fue compuesto por representantes de todos los Estados miembros, produjo nueve protocolos, con el propósito de modificar el Tratado. Estos nueve protocolos más tarde se combinaron para crear una nueva versión del Tratado, llamado formalmente, el Tratado Revisado de Chaguaramas que establece la Comunidad del Caribe, incluyendo la CARICOM Single Market and Economy.

Los derechos de emisión se han hecho para la posterior inclusión en el Tratado revisado, por medio de protocolos adicionales, las nuevas cuestiones tales como el comercio electrónico, contratación pública, el comercio de mercancías procedentes de zonas francas, la libre circulación de bienes y los derechos contingentes sobre la libre circulación de las personas.

Etapas que conforman al CARICOM

[1]Armando López Coll, 2002

Primera etapa (1973-89)

Desde finales de los años 50 y durante los 60, bajo el continúo fortalecimiento del Estado se fijaron objetivos de política económica con vistas a alcanzar el desarrollo.

Los elementos centrales de tal política eran:

a) La industrialización

b) La sustitución de importaciones y el estímulo a las exportaciones.

c) Activo proteccionismo, se consideraba a la protección como variable obligada del empeño del desarrollo.

La pieza clave que sustentaba todo el funcionamiento del modelo era la inversión extranjera. A la misma se le crearon las mejores condiciones tales como bajos o inexistentes impuestos, abundante y barata mano de obra.

El modelo duró hasta que fueron aumentando las desigualdades económicas y sociales. Además en Jamaica, Granada, Guayana  y otros países se produjo una fuga masiva de capitales tanto nacionales como extranjeros en la década de los 70.

A contrapelo de las expectativas, la industria establecida por la inversión extranjera no trajo consigo los efectos que se habían previsto, no contribuyó a crear las necesarias relaciones intersectoriales, ni a solventar el creciente desempleo. El sector agropecuario estuvo controlado cada vez más por el capital extranjero y no por el nacional como se había previsto, y adicionalmente con el incremento de la mecanización en la actividad se generó un incremento de migración del campo a las ciudades.

Durante este proceso se manifestó que el gobierno se convirtió en dueño de empresas públicas o en socio de compañías transnacionales.

En esta primera etapa -profundamente proteccionista- un importante mecanismo delineado para fortalecer la especialización y complementación de la producción en el área

Sin embargo, CARICOM en gran medida falló en el objetivo estratégico de alcanzar significativos beneficios provenientes del uso complementario de los recursos naturales y humanos de la región y en aprovechar las potenciales economías de escala.

[2]Liendo, Valentina (2012)

“En la primera etapa de la conformación de la CARICOM, el estado fomentó principalmente el estímulo a la industrialización para evitar al 100% las importaciones y se incentivó la inversión extranjera, con el propósito de que los países cubrieran sus propias necesidades por medio de la producción nacional”.

 

Segunda etapa (1989-AL PRESENTE)

En Grand Anse, Granada, en julio de 1989 en ocasión de celebrarse la X Conferencia de los Jefes de Gobierno de CARICOM, el Primer Ministro de Trinidad y Tobago A.N.R.Robinson emitió una declaración llamando a un viraje en el funcionamiento de la Comunidad que permitiera enfrentar exitosamente la globalización y evitara la marginación total del área. Estas ideas conjuntamente con las del informe Bourne fueron aprobadas por los Jefes de Gobierno, y se conocen como la Declaración de Grand Anse.

En ella se estableció, la decisión de fortalecer el proceso integrador a fin de configurar un mercado y una economía únicos en un breve plazo. Alcanzar dicho resultado presuponía el establecimiento de cuatro libertades básicas:

•          Libre intercambio de mercancías,

•          Libre intercambio de servicios,

•          Libre movilidad de las personas

•          Libre movilidad de capitales.

Así como la armonización de las políticas macroeconómicas de los países miembros, cuyos rasgos principales serían:

a) El mercado como principal asignador de recursos;

b) Un papel menor del Estado en la economía;

c) Equilibrio de las variables macroeconómicas

d) Desregulación de la economía.

También se acordó una política más abierta al comercio internacional que se plasmaba en un programa de arancel externo común -muchas veces propuesto y nunca antes alcanzado. A la vez que se reconocía, la necesidad de elevar la competitividad internacional de sus economías.

Valentina Liendo, 2012.

“En el informe de Bourne “El Desarrollo del Caribe para el año 2000. Perspectivas y Políticas”, se señalan las razones básicas de las profundas transformaciones que debían realizarse en CARICOM y en los propios países que lo conforman, con el objetivo de enfrentar con éxito los desafíos de la economía global” Fue publicado en el año 1988 e incentivó la conformación de la segunda etapa de la CARICOM”


[1] Armando Lopez Coll, 2002. Profesor titular de la Universidad de la Habana. “El CARICOM en la Encrucijada”

[2] Liendo Valentina, 2012. Estudiante de integración económica de la universidad Simón Bolívar

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: